Menú
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Magic School
Últimos temas
» Bienvenido al mundo (Privado)
Miér Dic 26, 2012 12:09 am por Firo Vargas

» Porque podemos entendernos [Priv. Ivan]
Sáb Jul 07, 2012 8:51 pm por Emily Jones

» Hetarevolution [Afiliación Normal][Nuevo]
Sáb Jul 07, 2012 4:48 pm por Thoris Laurinaitis

» Una extraña lista de la compra(?)[Privado/Raivis]
Vie Jun 15, 2012 6:09 am por Raivis Galante

» Ende einer langen Wartezeit [Emma y el que quiera participar.]
Vie Jun 08, 2012 2:17 am por Louise Beilschmidt

» Shalom, shmi... [Privado Nice]
Lun Jun 04, 2012 10:16 pm por Nice Łukasiewicz

» Para matar el tiempo (Privado)
Jue Mayo 17, 2012 9:46 pm por Atlas Tziolis

» Ficha rusa
Dom Mayo 06, 2012 6:36 am por Louise Beilschmidt

» Ficha de hero ~
Vie Mayo 04, 2012 10:17 pm por Matthew Williams

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 43 el Miér Jul 19, 2017 11:51 am.

¡Eres bienvenido a mi hogar nuevamente! [Privado]

Ir abajo

¡Eres bienvenido a mi hogar nuevamente! [Privado]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 25, 2011 2:28 am

Se encontraba en su ''casa'' de Madrid, limpiando todo como un demente por el mero hecho de que el mexicano había sido obligado vendría a pasar un rato con el jefe, que seguramente se convertirían en horas, días, años, toda la eternidad si era posible. Sería feliz si fuera así, se quedo perdido en su mundo mientras inconscientemente bailaba y cantaba al ritmo de los pajaros piando, se encontraba tan feliz que podría convulsionar en el pasillo de su mansión delante de todos los criados y criadas sin vergüenza alguno.

La pregunta es, ¿Si tiene criados, por qué el es el que limpia? Bueno, las cosas salen mejor si uno mismo las hace, ademas si se hacen con amor es aún mejor, o eso decía el. Sintió que golpeaban a la puerta y dio un salto que le dejo pegado al techo prácticamente, fue a abrir ''tranquilamente'' con su delantal rosa puesto y una escoba en mano. Al ver al mexicano lo primero que hizo fue tirarsele encima sin notar como se encontraba o que tenia, cosas por el estilo. Al abrazarle froto su mejilla frenéticamente contra la del menor.

-¡El jefe se alegra de que vengas a visitarle, Ale-chan! ¡te extrañaba ta~nto!.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eres bienvenido a mi hogar nuevamente! [Privado]

Mensaje por Alejandro Martínez el Miér Mayo 25, 2011 3:44 am

Maldecía no sólo a su "querido" presidente, sino también a los estúpidos encargados de las malditas y jodidas relaciones mundiales. ¡¿Por qué, de todos los países Europeos, debía de pasar tiempo con el Español?! "Debemos de ampliar nuestras fronteras culturales, ¡y España es la mejor opción!" recordaba que le había dicho su jefe, y también recordaba haber escupido el café que estaba tomando esa tranquila mañana.

¡¿Por qué el español?!

Aún no superaba los traumas de la colonia ni de la Independencia, ni siquiera... ¡Afh! ¡No debía de detenerse a pensar en ello! Tocó la puerta un par de veces y esperó a que el ibérico saliera. Casi se tira al suelo por la risa al verle con su delantal rosa, pero no pudo hacer mucho ya que este lo abrazó y comenzó a restregar su mejilla de tal manera que el americano sentía que se quedaría sin ese pedazo de la cara.

- ¡Ya 'tuvo, ya 'tuvo! - gruñó mientras que lo apartaba como podía y se cruzaba de brazos. Soltó un bufido y frunció levemente el ceño - ¿Vas a dejarme pasar o no, güey? - enarcó una ceja.
avatar
Alejandro Martínez

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 16/05/2011
Localización : En los Pinos, echando la hueva~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eres bienvenido a mi hogar nuevamente! [Privado]

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 27, 2011 1:40 am

Frotó su mejilla contra la del menor hasta sacar chispas, literalmente. Nadie frota mejillas como Antonio Fernández Carriedo, alias ''España''.

Al ser apartado hizo un pequeño puchero e infló una mejilla, la que estaba roja. -¡El jefe sabía que estabas desesperado por entrar a su casa, por eso he limpiado hasta sacarle brillo hasta a la madera!. Fusososo~.- Dicho esto, abrió la puerta dejando pasar al mexicano, este al hacerlo, procedió a cerrar la puerta de entrada y observar su trabajo, estaba mucho mejor de lo que el quería o necesitaba. Invitó al menor a tomar asiento, y cuando él lo hizo, se sentó junto a él.

-¿Cómo has estado Ale? ¿Te costo mucho llegar? ¿Cómo ha estado tu país? ¿Te has herido? ¿Has tenido problemas?.- Comenzó a atropellarle con preguntas, las cuales el mexicano no podía responder debido a la velocidad de una pregunta tras otra. La verdad el americano le preocupaba sobre manera, ¡Era un niño! un niño que le había pateado en la independencia pero seguía siéndolo para el.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eres bienvenido a mi hogar nuevamente! [Privado]

Mensaje por Alejandro Martínez el Sáb Mayo 28, 2011 2:06 am

Entró de mala gana a la casa, y hasta se sentó en el lugar que el otro le indicaba de la misma manera. Mientras que lo hacía se fijó en todo a su alrededor. El español no bromeaba con eso de sacarle brillo a la madera, juraba que veía su reflejo en la mesa que tenía al frente. No supo si reír o asustarse de aquello. Ante tantas preguntas que el ibérico le dijo, comenzó a sentirse algo mareado. ¡Por la Morena! ¿Cómo es que podía hablar así de rápido sin morderse la lengua? Cosa de españoles pensó, recordando que cuando era una colonia y el mayor le iba a visitar a su casa, siempre hacía esas preguntas rápidas y a veces sin sentido, con tal de hacerle reír...

Frunció el ceño. No, no debía de pensar más en eso.

- Hummm... - trató de recordar la primera pregunta, esperando poder atinarle -. De que 'toy bien, 'toy bien. De que me costó un taco y parte del bigote que no tengo el boleto de avión, me costó - farfulló sin muchos ánimos. Desde que había cerrado una de sus aerolíneas, las otras habían subido el costo de los boletos. Y su economía no andaba muy bien que digamos...- No, no estoy herido, mi casa está bien, aunque tengamos esta pinche crisis... ¡¿Y qué hago yo contestándote todo esto, cabrón?! - medio gritó, más para sí mismo que para el ibérico.

Soltó un suspiro, mientras que se cruzaba de brazos y se recargaba en el respaldo del sofá, buscando más comodidad.

- ¿Y-y tú? - preguntó con algo de esfuerzo. No habían quedado en muy buenos términos desde la Independencia y el intento de Conquista después de esta, pero su jefe lo mataría (literalmente) si se enteraba que no había hecho ni el mínimo esfuerzo por tratar de "interactuar" con el otro - ¿C-c-c-cómo has e-estado?
avatar
Alejandro Martínez

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 16/05/2011
Localización : En los Pinos, echando la hueva~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eres bienvenido a mi hogar nuevamente! [Privado]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 31, 2011 1:42 am

Solo atinaba a asentir ante las cosas que decía el mexicano, intentaba analizar y entender a la vez, pero no podía. Debido al lenguaje complicado que usaba el menor o eso creía el. ¿Sería un idiota? Bueno, muchos tenían la costumbre de llamarle así pero el sabía que era mentira, ¿verdad?. En un momento dejo de escuchar al mexicano y se hundió en sus pensamientos, comenzando a pockearle la mejilla sin razón aparente.

''esto que estoy tocando es tan suave, fusosososo~'' jaloneaba la mejilla del castaño de vez en cuando al dejar de pockearle. Volvió a tierra cuando el otro hizo una pregunta dirigida a su persona.

¿El jefe? mmn...— Hizo una lista mental con toda las capacidades de su distraída mente en esos momentos. La verdad no le estaba llendo muy bien. —Lo de siempre... problemas económicos, la juventud empeora día a día... ¡Oh! ¡Ademas creo que mis pepinos importados son tóxicos!— Hizo un leve puchero ante la mension de lo último, ¡él no quería matar a nadie! solo al maldito cejudo y compañía, al ruso quizás, los alemanes afectados por sus pepinos también, al austriaco por brindarle una vida de m*erda, entre otros.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eres bienvenido a mi hogar nuevamente! [Privado]

Mensaje por Alejandro Martínez el Mar Mayo 31, 2011 1:59 am

Un tic apareció en su ojo al sentir como pockeaban y pellizcaban una de sus mejillas. ¿Y ahora a este que demonios le pasaba? Le apartó su mano de un manotazo, para luego inflar su cachete "herido", el cual estaba ligeramente rojo.

- ¿Pepinos? - enarcó una ceja. Aquello no sonaba muy... bien que digamos, y su mente ya no era ni santa ni puritana. Anotó mentalmente el no comprarle pepinos a España durante una temporada -. Olvídalo güey, no quiero saber - negó, sabiendo que el español iba a responderle. Soltó un suspiro, cansado - ¿Y el vejetrefe ese de tu rey? ¿Todavía no ha estirado la chancla? - preguntó, colocando sus manos tras su nuca y cruzando una de sus piernas.

Desde que tenía memoria, el español siempre había estado bajo una monarquía parlamenalgo(?), y aquello siempre le había parecido aburrido y tonto. ¡Era mejor una República! Cambiabas de jefe cada seis años y los errores del pasado se podían arreglar fácilmente, además de que todo era "democrático" sus huevos, pero ya qué.

- ¿No has pensado en liberarte de tus reyes? - preguntó de la nada, mirando hacia el techo -. Digo, podrías ser como Alfred, Manuel o yo, que tenemos presidentes nada más...
avatar
Alejandro Martínez

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 16/05/2011
Localización : En los Pinos, echando la hueva~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eres bienvenido a mi hogar nuevamente! [Privado]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 31, 2011 4:46 am

Hizo un puchero ante el desinteres del mexicano y solo asintió, triste. De verdad quería contarle.

Al ser nombrado su rey junto al extraño dialecto del americano, sus 5 sentidos se activaron sobre el menor y le miró de una forma bastante indecifrable. —¡Mi rey! ¡No puedo imaginar que muera! ¡yo a él le quiero mu~cho!.— Se puso practicamente palido al imaginar tan aterradora escena en la cual su rey se encontraba dentro de un ataúd y el mismo, España, el país de la pasión, llorando junto al inerte cuerpo.

En sus ojos se asomaron unas lagrimitas y su puchero se hizo más notorio. —¡No digas cosas tan horribles, Ale!.— Dijo, para agregar algo más. —Ademas c-casi no aporta en el sistema de gobierno, ya que tenemos una monarquia parlamentaria, no como vosotros.— Finalizó con otro puchero, como era de esperarse, el mexicano en cierto modo le había absorbido todas las ganas de vivir (?).
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eres bienvenido a mi hogar nuevamente! [Privado]

Mensaje por Alejandro Martínez el Miér Jun 01, 2011 1:22 am

Rodó los ojos ante las reacciones del español. Realmente nunca cambiaba, por muchos años que pasaran.

- Era sólo un comentario, güey - suspiró -. No sé como es que te puedes encariñar con un Rey... - murmuró. Él nunca le había tenido aprecio a ninguno de los virreyes que el español le había impuesto, ni siquiera a Maximiliano (aunque le parecía "lindo" que él apreciara su país). ¡A duras penas y sentía aprecio por sus propios presidentes!

Frunció un poco el ceño. Él procuraba no encariñarse con la mayor parte de sus seres más cercanos. Sabía que tarde o temprano estos se alejarían de él. California, Texas, Nuevo México, Arizona y la Mesilla eran algunos ejemplos de eso.

- Ejem... - carraspeó un poco, buscando otro tema para hablar -. M-me enteré que le ganaste al cejón ese en fútbol - comentó. El español era fan de ese deporte, lo sabía. Y aparte de los jitomates, la paella y el tango, era lo único que lograba hacer que el europeo retomara su típico humor de siempre.
avatar
Alejandro Martínez

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 16/05/2011
Localización : En los Pinos, echando la hueva~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eres bienvenido a mi hogar nuevamente! [Privado]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 07, 2011 2:14 am

¡Un comentario así no puede tomarse a la ligera, tío!— O eso creía él. Sí algo tenían en común el cejón y él, era que les tenían un cariño terrible a sus respectivos reyes, y si les pasaba algo de seguro morían.

Aunque ahora que lo pensaba, obviamente sin deformar ese puchero. Se encariñaba muy rápido con la gente y eso no era bueno, siempre le tocaba pagar la peor parte por culpa de ello. Un ejemplo claro eran todas sus colonias, contando a Bélgica y a Italia del sur. Sí que le había ido mal con todos.

Se exaltó al sentir sus pensamientos interrumpidos y volvió a entrar en sí, al escuchar lo que el contrario dijo no pudo evitar sonreír inocentemente pero con sorna y cinismo a la vez. —¿Os enteraste de eso? fusosososososo~ el maldito cejudo es un asco en todos los aspectos comparado con el jefe España~— Eso había provocado que olvidara su depresión, y su imaginación volaba y volaba en un mundo donde el cejudo era el esclavo y él, Antonio Fernández Carriedo, el pirata dominante aunque en verdad fue todo al reves. ¿Se vale soñar, no?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eres bienvenido a mi hogar nuevamente! [Privado]

Mensaje por Alejandro Martínez el Mar Jun 07, 2011 10:54 pm

Estuvo a punto de decirle que no sólo el cejudo estaba jugando ese partido. ¡Su Chicharito también había participado! Si tan sólo el anglocejón ese le hubiera pasado más el balón a él, seguramente ahora se estaría mofando del ibérico.

Soltó un suspiro, al momento que sacaba un chile y lo saboreaba como si de una paleta se tratara. Estaba comenzando a aburrirse...

- Huumm... si tú lo dices... - se encogió de hombros, mordiendo la punta del vegetal -. Oi, güey, tengo hambre, ¿no piensas darme de comer o algo por el estilo? ¡Ni creas que el viaje duró dos horas! - farfulló, inflando levemente los cachetes. Lo único que esperaba era que al otro no se le ocurriera hacerle paella, o estaba seguro de que se daría un tiro...
avatar
Alejandro Martínez

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 16/05/2011
Localización : En los Pinos, echando la hueva~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eres bienvenido a mi hogar nuevamente! [Privado]

Mensaje por Invitado el Lun Jun 27, 2011 3:19 am

Siguió sumido en su mundo totalmente fantasioso mientras expresaba su felicidad a través de su distorsionada risa conocida como ''fusosososo'', según él era linda e imposible de igualar, claro, todos los españoles podían hacerla, pero solo españoles.

La voz del mexicano lo sacó, otra vez, de sus pensamientos. ¿Alegaba comida? ¡O sí, podría hacerle de su rica y española paella! De seguro le encantaría al mexicano.

Pero luego recordó que el odiaba la paella, aún tenía en el fondo de su mente las ocasiones en las que el castaño era una colonia y le lanzaba el plato de paella literalmente en la cara, mientras todos sus ''hijitos'' se reían de él mientras le apuntaban cruelmente, pobre España. Siempre le han tocado las peores partes de todo. Y si no les tocaban dichas partes a las buenas, le tocaban por la lástima que era expulsada de su aura.

¡Claro que te daré algo!— Dijo eufórico mientras metía una de sus manos a su bolsillo, sin encontrar lo que buscaba. —Solo... esperadme un momento, ¿sí?— Revisó su otro bolsillo, nada.

Uno a uno verificaba todos los bolsillos existentes en su chaqueta y pantalones. Luego buscó en sus mangas, nada. Suspiró y sin más se saco la chaqueta para quedar solo en una camiseta, zarandeó la chaqueta hasta que cayera de ella lo que tanto buscaba: un tomate.

Lo recogió del piso para quitarle un poquito de polvo que se le había pegado al caer y se lo extendió al mexicano. —¿Quieres un tomate? Es especial, este pequeño te estuvo esperando durante toda la mañana— Dijo alegre, olvidándose completamente de su chaqueta para fijarse en el fruto. De esa forma era como convencía a los latinoamericanos que comieran un simple y rojo tomate, ya que a muchos no les gustaba. Claro, el español no se percató de que era una técnica antigua, era parte de su personalidad ser tan paternal e infantil, nada se podía hacer.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eres bienvenido a mi hogar nuevamente! [Privado]

Mensaje por Alejandro Martínez el Mar Jun 28, 2011 6:04 am

Mientras que se terminaba el chile, contempló como el español buscaba algo en sus bolsillos. Enarcó una ceja, claramente confundido. ¿Y ahora que le pasaba al otro? ¿Sacaría un plato de comida de su ropa? Pensó en que se le estaba pegando lo "inglés", y casi se ríe, pero no lo hizo. El sólo recordar al cejudo le produjo dolor de estómago.*

Cuando el fruto rojo cayó al suelo, al mexicano ya no le pareció nada anormal. Cuando era niño se había acostumbrado a las rareces del español, y una de esas era que sacara jitomates de alguna dimensión desconocida. Aunque bueno, cuando lo escuchó, estuvo a punto de darle algo.

- ¡Es jitomate, cabrón! ¡JI-TO-MA-TE! - farfulló, casi gritando por el enojo. ¡¿Cómo era posible que le cambiaran el nombre a su hermosa fruta?! ¡Lo mataría, de aquello no había duda...!

... bueno, lo mataría después de comérselo.

Le quitó el jitomate y le dio un mordisco, sin dejar de verlo como si fuera uno de sus peores enemigos.

- Si el jefe* te escuchara, no dudaría ni dos veces en cortarte la lengua, güey - gruñó, manchándose la boca con jugo de jitomate.

--------------------------------------------------------------------
*El dolor en el estómago es porque Inglaterra se apropió de Hidalgo, un estado mexicano que según yo, estaría por esa parte de la anatomía de Ale(?).
*Al "jefe" se refiere al Imperio Azteca.
avatar
Alejandro Martínez

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 16/05/2011
Localización : En los Pinos, echando la hueva~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eres bienvenido a mi hogar nuevamente! [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.